Iván Santa María: “El artista siempre ha producido a pesar de la indiferencia de alguna gente”

Entrevista al músico lambayecano Iván Santa María, director del grupo de arte “Herencias”.

Por: Matilde Granados

Iván Santa María y miembros del grupo de arte “Herencias” Fotografía: Elvís Vásquez

¿Cómo fue tu encuentro con la música y desde ese momento cuánto ha influenciado en tu vida?

En una forma casual. A pesar de que en  mi adolescencia tuve un adormecimiento cultural, siempre tuve una inquietud especialmente por la música. Que después me llevaría hacia la danza folklórica, la danza a la poesía, y desde ese entonces cultivo estas tres áreas del arte.

 ¿Qué tan difícil es realizar un concierto de música en nuestra ciudad?

No creo que sea tan difícil, creo que lo más difícil es estar preparado para dar un concierto de calidad, porque demanda mucho trabajo, dedicación, sacrificio. En realidad, mucho esfuerzo. En cuanto al apoyo de instituciones públicas y privadas ni esperanzarse, el artista siempre ha producido a pesar de la indiferencia de alguna gente.

¿Cuál ha sido el concierto que más satisfacciones te ha dado?

Hay tantos recuerdos como compartir escenario con artistas de renombre internacional, además es difícil precisar. Porque a proyecto terminado nace uno nuevo, con más ilusión quizás que el anterior. Uno se plantea nuevos retos.

¿Qué sientes justo antes de subir al escenario?

A veces muchos nervios, según las circunstancias en que se dan las cosas. Hay presentaciones que son de mucha importancia, y otras de extrema importancia. Entonces es allí donde los nervios se hacen más notorios.

¿Crees que el artista necesita estar siempre renovándose? ¿Por qué?

Iván Santa María y grupo “Herencias”. Fotografía: Elvis Vásquez

¡Claroo! ¡Por supuesto! No hay por qué vivir o dormirse en sus laureles, y no solamente renovarse, también tiene que capacitarse, sin contar que la competencia es cada vez mas fuerte.

¿Actualmente en qué momento creativo te encuentras? ¿Hacia dónde se dirigen tus próximos pasos en el terreno musical?

Mi vocación es enseñar, y siempre estoy motivando y desarrollando nuevos talentos. Me da mucha alegría cuando le enseño a la gente joven lo nuestro. Nuestra identidad, lo aprenden, lo cultivan y lo proponen en el escenario. Eso me hace sentir muy bien.

Aparte estoy en un proceso de grabar temas  de música lambayecana.

 Como gestor ¿Actualmente tienes algún proyecto a puertas?

Claro hemos terminado un concierto con el cantante ecuatoriano Juan José Jaramillo, que fue nuestro invitado especial, y ahora se viene el recital de música criolla “HERENCIAS Y SUS VOCES II”, y también el festival de la décima.

Iván Santa María Foto: Elvis Vásquez

¿Cómo observas la situación actual de la cultura en la ciudad de Chiclayo?

Yo creo que si hay muchas propuestas de gente e instituciones que hacen mucho esfuerzo por hacer cultura en nuestra ciudad, pero lo triste es que no hay muchos espacios donde poder realizar o hacer cultura. Parece mentira que Chiclayo a pesar de su crecimiento no tenga un escenario que se le merezca.

¿Cómo aprecias el desenvolvimiento de la actividad musical en la región Lambayeque?

Muy positivo, hay mucha gente que está creando y editando mucha música y se está dando en casi todos los géneros. Hay mucha gente joven que lo está haciendo, es decir, hay mucho talento nuevo.

¿Crees que se están llevando a cabo gestiones o iniciativas por parte de las entidades públicas o privadas por mejorar la situación cultural de Chiclayo?

Más que nada son algunas personas que están en las instituciones que logran hacer algo a nombre de la institución que representan, pero muchas veces se encuentran con las manos atadas por depender de la aprobación del bendito presupuesto o decisión de su jefe inmediato que generalmente no ata ni desata culturalmente.

¿Qué necesita Chiclayo para convertirse en un referente de progreso cultural en el país?

Yo creo que si tiene la capacidad para serlo, pero tenemos que dejar de trabajar aisladamente o por nuestra cuenta. Tenemos que unir esfuerzos con todas las áreas y elaborar un proyecto de ejecución anual y apoyarnos entre todos.

Iván Santa María Foto: Elvis Vásquez

¿Qué consejos les darías a los jóvenes que piensan dedicarse o se dedican a la música?

Que estudien y se capaciten para que puedan presentar mejor sus propuestas. Que tengan mucha disciplina, mucha humildad y ética para que sean buenos profesionales, que tanto necesita la música.

¿Deseas agregar algo más?

Darles las gracias por permitir expresar una opinión.

Anuncios

EL FESTIVAL DE ARTE URBANO EN LA REGIÓN LAMBAYEQUE

 Entrevista a: Diana Miranda Frías, miembro del comité organizador del Festival de Arte Urbano

¿Cómo surge la idea de realizar el Festival de Arte Urbano? ¿Quiénes integran el proyecto?

1957337_809262262435315_1999566926_n

Diana Miranda y Stalin Custodio

A principios del año 2012 nace este proyecto, en una conversación muy amena con mis compañeros: Stalin Custodio, David Yeckle, Diego Velásquez y quien habla, Diana Miranda. Preocupados por la falta de motivación frente a la participación de artistas sin un espacio adecuado para demostrar sus habilidades. Si bien hemos visto a aquellas personas trabajar en la calle, ya sea pintando en el parque o en pasaje woyke, que para muchos, ellos pasan como desapercibidos. Son pocos los que se detienen a participar de esta exposición urbana y apreciar el arte propio de hermanos de nuestra ciudad. Es así, que pensamos en realizar un evento llamado FESTIVAL DE ARTE URBANO, el cual con mucho esfuerzo y dedicación logramos poner en pie, con la finalidad de otorgar un espacio especial para nuestros artistas de la Región. Sin duda hemos visto una gran respuesta del público, las expectativas han sido superadas. Estamos muy contentos por eso, por haber logrado hacer posible esta idea urbana y muy atractiva.

¿150133_402059726495590_434345511_nCuál es la finalidad de llevar a cabo el Festival de Arte Urbano?

La idea principal es dar a conocer las nuevas tendencias artísticas y los nuevos talentos de la región, la descripción del trabajo de personas que han desarrollado un modo de arte urbano mediante el uso de diversas técnicas como música, murales y grafiti, malabarismo, teatro, piromanismo, danzas, deportes extremos, break dance entre las más importantes, en una nueva forma de comunicación y opinión social.

Con la finalidad de que sean los pueblos en su conjunto los que disfruten de estas diversidades artísticas, cabe mencionar que la idea de cambiar una expectativa cerrada frente a lo que muchos han llamado vandalismo, ha tenido un buen inicio, tanto en nuestra región como a nivel nacional. Lamentablemente la expresión artística urbana ha sido interpretada de tal manera, que se ha distorsionado la esencia principal de sorprender a los transeúntes y hacer que las calles cobren vida. Sin embargo se ha hecho posible que el público sepa apreciar el arte muralista y el esfuerzo que implica realizarlo al aire libre.

Es así, que nos propusimos realizar este festival con la finalidad de dejar a los artistas bien parados, con el deseo de rescatar y hacer sobresalir el talento Lambayecano, un gran propósito de valoración hacia ellos y su arduo trabajo lleno de creatividad, pasión y la admiración que se merecen. Definitivamente hemos visto cambios después de nuestra primera presentación, y eso nos llena de alegría y satisfacción al terminar cada evento.

549300_376416999059863_1078117442_n¿Qué espacios buscan para realizar las actividades programadas dentro del festival y en qué distritos de la región se han llevado a cabo?

El festival de arte urbano es el inicio a una serie de eventos que se lleva a cabo en diferentes puntos de la región Lambayeque, el cual realizamos de forma  organizada en espacios concurridos y abiertos  al público, en donde los participantes  intercambian sus ideas artísticas, culturales y las comparte con los espectadores logrando así confraternizar entre ellos.Somos urbanos, callejeros pero tratamos siempre de buscar un buen lugar donde posicionarnos y realizar este encuentro artístico al aire libre. Nuestra primera fecha surgió en el parque principal del distrito de Monsefú, logramos atraer  un buen público de aproximadamente 1000 personas que disfrutaron de este espectáculo,  donde se pudo a preciar a grafiteros, mimos, contorsionistas, malabaristas, un poco de danzas urbanas, teatro, bodypainting, deportes extremos, agrupaciones de hip hop, bandas de rock, etc. Por lo que debo mencionar y agradecer la participación de las agrupaciones y  fieles artistas que siempre nos acompañan: Dalí Jefferson (Colectivo Arte Chiclayo), Jack Requejo (Chiclayo Muchik), Luis Ciurliza, Antulín Tello, Escuela cultural Pumaskalla, Chiclayo limpio, Starbreakers, Chiclayo hip hop, Madre calle, Lamcix, Escuela de danza JM, Escenario grupo de teatro, Urbanstyle, Adaluz, 911, y muchos más  que nos demostraron ser artistas de calidad.

Muchos de ellos están en todas las fechas realizadas y entre otros rotamos dando oportunidad a agrupaciones nuevas. Nuestra segunda fecha ocupó parte de una calle y fue en el parque de Ciudad Eten, que gracias al apoyo invaluable de la municipalidad y el compromiso del alcalde Alejandro Niquen con el arte y la cultura se hizo posible esta fecha.  Definitivamente fue todo un éxito, podríamos decir que es una de la más resaltante entre los eventos que hemos llev545178_377219722312924_231199743_nado a cabo. Y nuestra tercera fecha realizada en Puerto Eten gracias al apoyo del regidor de cultura de dicha ciudad, Luis Enrique Baca, logramos esta edición más urbana que siempre.

 El apoyo incondicional del público y la participación de los más de 200 artistas que trasladamos en las diferentes fechas y entre otros eventos a los que hemos apoyado a su realización hacen posible que este Festival siga adelante.

¿Cómo sacan adelante la realización del Festival de Arte Urbano? ¿Cuentan con apoyo de instituciones públicas o privadas?

244209_475370355831193_905117432_oBueno, pienso que como muchos de los gestores artísticos y culturales aquí en la región, somos organizadores individuales. Las fechas que ya hemos venido realizando y el apoyo que brindamos a otros eventos son particulares y corren por nuestra cuenta.Trabajamos con auspicios que al comienzo fueron muy pocos, pero sin duda agradecemos que hayan apostado por este proyecto. En dos fechas contamos con el apoyo de las municipalidades que nos permitieron ingresar a su localidad otorgándonos permisos y escenario, que definitivamente estamos cordialmente agradecidos. Por otro lado, realmente esperamos que los alcaldes de los diferentes puntos a los que queremos llegar nos brinden su comprensión y apoyo al duro trabajo que venimos realizando. Eventos de tal dimensión requiere de mucho tiempo y dinero, pero sin embargo hemos venido trabajando con mucha fe.  294907_401425736558989_860951717_n

¿Cómo perciben a la sociedad lambayecana frente a la cultura?

Se han logrado cambios, definitivamente. Respecto al ámbito cultural se ha podido ver que la sociedad lambayecana está surgiendo, está asistiendo a los eventos artísticos, culturales y se ha logrado ir despertando el interés por estas actividades. Hay cada vez más personas y proyectos con el mismo propósito de promover  y difundir el arte, como “Agenda cix”, un espacio que se encarga de fomentar las actividades culturales de la región mediante las redes sociales, al igual que la página “Locheros”. He visto eventos muy interesantes que se están dando y pienso que de esta manera se puede ir sensibilizando a la audiencia y obtener al mismo tiempo buenos resultados, sobre todo en los niños y jóvenes. Quizás aun no conseguimos del todo el apoyo total de las instituciones, pero por algo debemos empezar, si tenemos que dar el primer paso, debemos sentirnos orgullosos por eso.En su momento llegará el debido apoyo, siempre hay que mantener la fe.

¿Tienen en mente la realización de un próximo Festival de Arte Urbano?

1013810_733889596645933_324778161_nAsí es, estamos moviéndonos de un lado a otro para obtener al menos 3 fechas más este año, estamos cerca  a una que ya en su debido momento iremos informando mediante la página en Facebook y otras redes sociales, haciendo la cordial invitación y publicidad.  Estamos alistándonos para eso, pues hay muchas novedades que queremos compartir con el público, nuevas presentaciones, agrupaciones y un espectáculo de calidad. La idea es abarcar varios puntos de la región Lambayeque. Ir descubriendo nuevos talentos como también reforzar el interés hacía los artistas reconocidos de nuestra ciudad. Para eso, desde ya hemos convocando a personas que deseen ser parte del voluntariado, el cual nos apoyará en ciertas actividades previas y el día del evento también. Deseamos que cada nueva fecha sea mejor y contar con artistas comprometidos en sacar adelante este festival, desde ya estamos con las pilas puestas, y acompañados de las buenas vibras para una próxima edición. A pesar que somos un grupo pequeño de jóvenes que organizamos el Festival de Arte Urbano, nos sentimos muy unidos y siempre con el mismo interés y propósito a realizar.

¿Desearían agregar algo más?

De hecho, invitamos al público en general que sigan manteniendo el interés por el Festival de Arte Urbano y los eventos que seguimos realizando. Que se den un tiempo de reunirse en familia y qué mejor disfrutando de este tipo de espectáculos. Por otro lado, no dejemos que nada nos impida mantener esa pasión por el arte, la idea es hacerlo posible. Sigamos apostando por nuestra Región Lambayeque, hay mucho que hacer aquí y mucho que rescatar aún.

Visita su página en Facebook: https://www.facebook.com/ArteUrbanoFest

ENTREVISTA AL MÚSICO MARTÍN WALTERSDORFER

mar2¿Cómo fuiste seducido por la música?

En casa mi padre escuchaba mucha música diversa, de distintos estilos, eso me ayudó mucho a tener criterio amplio. Luego mi abuelo tocaba violín. Es el ambiente donde estás….eso te motiva y te lleva hacia la música….con el tiempo la música hace su trabajo. Así te conviertes en músico o en oyente.

¿Cómo ha influenciado la música en tu vida?

Mejoró mi atención, disciplina, autoestima, relaciones interpersonales y comunicación. La música me ha dado muchas cosas, me enseñó un buen camino…solo lo intento seguir.

 ¿Qué tan difícil es realizar un concierto de música académica en nuestra ciudad?

Tan difícil como hacer un concierto de cualquier otro género. En realidad hay público para todo, solo debes hacer un gran esfuerzo por presentar productos de calidad, y la gente irá a tu espectáculo. No se gana dinero en presentaciones. Para ganarlo, debes tener la capacidad de llenar un auditorio de más de 1000 personas y cobrar de 30 soles para arriba. Eso en Chiclayo aún es imposible, no porque la gente no tenga dinero, sino porque no hay la cultura de gastarlo en ello. Ayer fui al cine con mi esposa y gaste 40 soles. Por lo menos hubo cerca de 2000 espectadores durante el día. Así es todos los días. Que puedo decir de las disco los fines de semana. El dinero está ahí, solo que se invierte en otras cosas. Cuando se hace un concierto, se requiere de mucho trabajo y respaldo. No te deja ganancia en lo económico, pero si en lo social. Debemos aprovechar eso.

¿Cuál ha sido el concierto que más satisfacciones te ha dado?

El concierto de Rojo y Blanco hecho con Domo y los conciertos para el nuevo mundo tanto donde hicimos las Cuatro Estaciones de Vivaldi como el que hicimos este año, el concierto Bach. Fueron sueños hechos realidad gracias al decidido trabajo de la gente que ama la música en Chiclayo, tanto músicos como auspiciadores, promotores y público.

¿Qué sientes justo antes de subir al escenario?

Bueno creo que es algo así como lo que sentiría un paracaidista antes de tirarse del avión. Es una ansiedad fuerte. Mezcla de miedo y necesidad. Todo se acelera, pero cuando estás ahí…de pronto pasa todo….y te conectas con el público. Lo demás ya viene solo.

¿Crees que el primer crítico de nuestro trabajo artístico debe ser uno mismo?

Así es, ser muy duros con uno mismo. Pero eso solo para ti. Para el público, todo salió lindo. Tu esmero por entregar lo mejor es lo que debe reflejarse en la reacción de quien te escuchó. Si ves caras felices, entonces todo estuvo bien, y tu rigor debe esperar para ensayos y trabajo posterior.

¿Crees que el artista necesita estar siempre renovándose? ¿Por qué?

Continuamente. Eso surge solo, no necesita forzarse. El artista seguirá el camino que su música le trace…y de vez en cuando, se hará el loco y pretenderá nuevos caminos, pero siempre regresará al que le fue trazado por su música.

¿Actualmente en qué momento creativo te encuentras? ¿Hacia dónde se dirigen tus próximos pasos en el terreno musical?

Por ahora deseo concretar mis dos proyectos más importantes: Domo, un grupo de música fusión; y el ensamble Amadeus que será la Orquesta de Cámara Amadeus.

 Como gestor ¿Actualmente tienes algún proyecto a puertas?

Sigo creyendo en que se necesita sacrificar tiempo en producción para lograr los Festivales de Canto Lírico y Los Festivales Conciertos para el Nuevo Mundo. Por ahora esa es mi meta. Y los grandes proyectos son, la presentación del primer disco de Domo con temas propios del grupo, composiciones de Cesar Carranza; y la formación de una Orquesta de Cámara Rentada.

¿Cómo observas la situación actual de la cultura en la ciudad de Chiclayo?

La situación actual es muy favorable, nunca hemos tenido tantas oportunidades de producir y de hacer presentaciones. A pesar de las dificultades, hay gente que está apostando por el producto local. Falta el respaldo institucional. Todos los productos y eventos en Chiclayo, básicamente son iniciativas independientes. Me pregunto ¿dónde están las instituciones públicas y privadas para comprarlos, promoverlos y brindarles espacio?  El público está respondiendo cada vez más, razón por la cual debemos mejorar nuestros productos para que la respuesta sea aún mejor. El artista local debe hacerlo todo, desde hacer artes gráficas, hasta vender entradas y hacer la producción, eso es mucho trabajo y debe haber respaldo en esto. Los artistas dedicados a producir productos y las instituciones a hacer la producción y logística, con el respaldo económico que eso demanda.

¿Cómo aprecias el desenvolvimiento de la actividad musical en la región Lambayeque?

Aún muy limitada, las instituciones como la Escuela de Música, Dirección Desconcentrada de Cultura, Regiduría de Cultura, son las llamadas a mejorarlo. Todos los esfuerzos que se ven básicamente son a riesgo del artista, son muy pocas las instituciones comprometidas. Debo saludar el gran respaldo que he recibido por parte de la Dirección Desconcentrada de Cultura y por El ICPNA de Chiclayo, dos instituciones que cada día mejoran su respaldo hacia nuestro trabajo.

¿Crees que se están llevando a cabo gestiones o iniciativas por parte de las entidades públicas o privadas por mejorar la situación cultural de Chiclayo?

Es casi nula. Como dije antes, solo tengo dos instituciones comprometidas, las demás aún no despiertan y no crean espacios para presentar música. Debo rescatar también el muy importante respaldo del Hospital Regional con su Auditorio. Creo que, conforme mejore nuestra oferta en producciones de mejor calidad, las instituciones voltearan la mirada hacia nosotros, pues es su deber social el respaldarlas, y creo que así lo piensan pero aún no hay propuestas que les sean interesantes. Quizás, una propuesta de acercamiento con los directores culturales y/o de proyección social nos haría mucho bien.

¿Tiene Chiclayo espacios públicos o privados donde el músico se sienta cómodo para poder desarrollar algún proyecto cultural? ¿Crees que cuenta con los medios para poder lograr sus objetivos?

Yo creo que sí, quizás aún no como lo deseáramos, pero eso debe mejorar en la medida como mejoremos y perseveremos en nuestro trabajo. He contado un total de cuatro auditorios que superan las 300 butacas en Chiclayo, además de auditorios menores que suman un total de 11. Lo que falta es que las instituciones que tienen estos auditorios trabajen proyectos culturales conjuntos con los artistas. El músico invierte mucho dinero en su trabajo, cuando presenta proyectos gasta aún más, entonces aquí viene el trabajo de las instituciones: crear productoras o producciones conjuntas, con todo el respaldo que esto representa. No solo con prestar el auditorio (que ya es una gran ayuda), sino con venta de boletería, logística, promoción, etc. El músico se ahoga en su trabajo, el cual no alcanza la calidad deseada porque no tiene esta clase de ayuda, debiendo él mismo hacerlo todo. Tanto regidurías de cultura, Dirección Desconcentrada de Cultura, Instituciones afines, Colegios profesionales, como empresas educativas (en especial) deben participar en esto. Es de interés colectivo, no solo de interés del músico.

¿Cómo vislumbras el panorama musical de Chiclayo en el mediano y largo plazo?

Incierto. Aún no se ven respuestas y estas demoran mucho. Producción hay para escoger, de todo nivel, pero no hay quien lo consuma. Puede llegar un momento en que el músico desista de producir, pues el agotamiento llega tarde o temprano cuando el respaldo no llega a ser significativo.

¿Crees que la Escuela Superior de Música “Ernesto López Mindreau” de Chiclayo tiene todo lo necesario para poder darles a sus estudiantes una sólida formación musical o crees que todavía hay aspectos que debe mejorar?

Es una institución estatal donde yo trabajo y quiero mucho. Es ahí donde me forme inicialmente. Creo que a la Escuela le falta mucho aún, principalmente presencia social. Debe hacer música y productos para mostrar. No entiendo como con 20 profesores y 200 estudiantes, mi institución no es capaz de generar presentaciones, por lo menos mensuales. La formación en nuestra escuela es básica pre-grado, es suficiente como para que cualquier músico salga adelante y, terminada su carrera, pueda seguir estudios avanzados. Muchos lo han hecho y lo siguen haciendo. Muchos de nuestros graduados están en Orquestas Sinfónicas y otras. Creo que un cambio de ideas y de políticas de desarrollo nos haría bien. Pero todo esto es un proceso donde directivos, profesores y estudiantes deben participar.

¿Qué necesita Chiclayo para convertirse en un referente de progreso cultural en el país?

Unir esfuerzos, eso es todo. Artistas, instituciones y autoridades. No hablo de empresarios porque eso es harina de otro saco. Primero debemos lograr productos de calidad y de impacto que atraiga al público y que se conviertan en fiestas culturales. Ningún empresario va a  “BOTAR SU PLATA” en cosas que no le atraen o le darán algún beneficio. Eso lo debemos tener muy claro. No creo que sea mezquindad, aunque a veces parece que así fuera, más bien creo que es falta de interés en algo que no atrae al público. Entonces, las instituciones educativas y culturales deben jugar su papel, donde ellos nos brindan el público y nosotros los productos. De esa manera, se puedan dar eventos que tengan fuerte respaldo empresarial, pero primero debemos mostrar el producto….nadie te compra un par de zapatos si le dices: “primero me lo pagas….luego yo los hago y….a ver si te gustan y te quedan”.

¿Qué consejos les darías a los jóvenes que piensan dedicarse o se dedican a la música?

Que lo hagan sin miedo. Nadie los va a felicitar por una decisión así, más por el contrario, no habrá gente que le diga que hizo lo correcto. Es natural, el miedo al fracaso les hace temer tu osadía y rechazan tu valor. La carrera de Músico es como cualquier otra, se estudia fuerte, se trabaja duro, y solo sales adelante si haces tu propio proyecto. Si no, dime, qué profesión gana montones como trabajador rentado. Solo muy pocos son los agraciados….y créeme generalmente, se las jugaron todo. Así es la música. Buenos profesionales = personas exitosas; malos profesionales, personas frustradas y mediocres.

906929_10200864565686211_1549729860_o

¿Deseas agregar algo más?

Agradezco la oportunidad de compartir, y deseo decirles a todos los que desean ser músicos profesionales: Sean valientes, estudien todos los días, motívense ustedes mismos, y sobre todo, nunca, pero nunca estudien esta carrera pensando en ganar dinero. El dinero es algo secundario que vendrá así no lo quieras, cuando hagas las cosas bien y seas un profesional completo y competitivo.

Sobre Martín Waltersdorfer 

Es profesor de música en la especialidad de ejecución instrumental: violín de la Escuela Superior de Formación Artística Pública Ernesto López Mindreau – Chiclayo. Ha formado Talleres de Cámara que se convirtieron en Orquestas. Fundó la Orquesta de Cámara Amadeus y el Grupo Domo.

ENTREVISTA A MARIO MORQUENCHO A PROPÓSITO DE “UN MAR ALCOHOLIZADO” EN EL CICLÓN DE POESÍA

¿Cómo surge tu libro “Un mar alcoholizado”?

1517765_10153757675880243_1664159731_o“Un Mar Alcoholizado” surge como respuesta al oleaje continuo de recuerdos, vivencias de mi niñez, adolescencia, juventud que pasé en mi pueblo natal. Observando el mar, regocijándome en cada ocaso tatuado durante todo este tiempo.
Caminando sobre la orilla, recogiendo los guijarros como versos esculpidos por las aguas. Perdiéndome entre los pobladores, pescadores. En el muelle, chicherios, bares, plazas, calles, en mi propia casa.
Así surge “Un Mar Alcoholizado” de poesía.

¿El mar tiene alguna representatividad en tu vida?

Sí. El mar es un espacio de purificación. Me cuenta mi madre que a los 5 meses de nacido, en pleno fenómeno del niño del 83, tuvieron que sumergirme al mar por indicaciones del doctor, ya que nací con unas manchas blancas en la piel. Así que desde esta edad tengo esa relación con el mar. Busco en el mar la purificación, busco en el mar sumergir la ciudad como en el poema de Emilio A. Westphalen “El mar en la ciudad”.

Sumergirme en el mar, en el nuevo mundo desnudo bajo las aguas…

Pero también hay otro mar, el que te quita, el que es muerte, como dice Armando Arteaga en el prólogo del libro. El mar también tiene su braveza, su hastío, su confusión, su agua turbia.

¿Tu libro “Un mar alcoholizado” es el muelle que trae la voz de aquellos pobladores que se acuestan y se levantan con el olor del mar en sus vidas?

Sí. Aunque aún hay palabras, voces que tengo que encontrar, sobretodo en altamar, ese 1624696_10153757542125243_686563539_ngran tintero…
Vivir, pensar, actuar, hablar como un pescador. Ser un pescador. Embarcarme hacia allá, donde no haya rastro de la costa.
Es algo que tengo que hacer a su debido tiempo.

¿La poesía es tu propia porción de libertad?

Sí, la poesía es mi propia porción de libertad. Mi puerta de escape. Mi forma de vida.
Es algo apasionante, como el mar prisionero en esa libertad de ser lo que es. Que a veces esta calmado, y que otras se desborda y hace correr a todos.Que a veces enfurece y arrasa con todo, en busca del caos y la belleza.

¿Qué satisfacciones te ha dado la literatura?

Es invalorable la satisfacción de escribir, de crear, de buscar la palabra, la poesía, en los libros o en las calles, sobre todo en las calles. También me ha dado muy buenos amigos, gratísimos maestros, hermosos recuerdos y lugares, ferias, recitales, festivales, voces que llevo a todos los lugares.

¿Actualmente en qué proyecto creativo te encuentras?

Actualmente tengo dos libros inéditos en los que estoy escribiendo, corrigiendo, puliendo, investigando.
También me he reunido con un grupo de artistas de mi distrito con el fin de difundir el arte en nuestro pueblo haciendo murales, talleres, implementación de la biblioteca, muchos objetivos que cumplir y todo por el arte.
Aparte, estaba con un grupo de amigos de aquí de Perú y de afuera tratando de sacar una revista virtual que lleva por título Panspermia, pero se ha enfriado un poco el tema, ojalá podamos sacarlo a flote este año.

El sábado 1 de febrero estarás en Chiclayo presentando tu libro “Un mar alcoholizado” en el Ciclón de Poesía ¿Qué expectativas tienes? 

Pues espero esa combinación de ciclón, mar y poesía. Chiclayo, gracias a ustedes, es un lugar que apuesta por la cultura. Espero también encontrarme con algunos amigos de Chiclayo ya que pertenecí por un tiempo al Grupo Literario Signos. Además, ese día también van a participar amigos y buenos poetas que he conocido en Lima como John Martínez y Virginia Benavides.

¿Desearías agregar algo más?

Pues invitar a todos a este primer Ciclón de Poesía; donde, a vaso lleno, nos vamos a alcoholizar bajo el mar.

Mario Morquencho León (Los Órganos, 1982)

Vivió toda su niñez y adolescencia cerca al mar, en su distrito natal.  Al terminar la educación secundaria, se trasladó a la ciudad de Trujillo donde estudió la carrera técnica de Contabilidad. Empezó a escribir y publicar poemas en distintas webs de poesía. Radica en Lima desde el 2006. Formó parte del colectivo Heredita (Lima) y del grupo literario Signos (Lambayeque). Ha participado en distintas ferias y recitales de poesía. Poemas suyos figuran en Me Usa, Brevísima Antología Arbitraria Perú – Uruguay (2012). Publicó el poemario Ciudadelirio (2010). Actualmente colabora con la revista virtual Panspermia.

ENTREVISTA A LA DIRECTORA Y ACTRIZ TEATRAL LIZ MORENO

 ¿Cómo fuiste seducida por el teatro?escanear0002

Es algo de lo que muchas veces no nos damos cuenta. De repente sucede y listo. Fue un encanto que fue apareciendo. Cada vez el teatro me sorprende más, me entusiasma más. Tenía la influencia de mi padre, de mi madre y los genes hicieron lo demás. Esa posibilidad de expresar de una forma diferente lo que uno lleva dentro. Un buen número de actores somos tímidos, por eso es que el teatro nos sirve como un refugio y le da forma y pone bonito eso que queremos decir.

¿Cómo ha influenciado el teatro en tu vida?

Mucho. Me hizo más valiente, más observadora y sensible, sino, cómo podemos hacer arte. Mis energías las puedo canalizar mejor. Me parece que esa bomba en mí no llegó a explotar para hacer daño. El arte me da la posibilidad de crear, de construir aunque a veces los cohetones explotan.

¿Qué tan difícil es montar una obra teatral en nuestra ciudad?

Uf, uf, uf. Lo que más me frustra es el no poder, muchas veces, montar una obra tal como la imaginé. Este tema de lo económico, o sea constante escasez, tiene mucho que ver con la idiosincrasia del peruano: “así no más”… Es muy difícil que un creador desborde sus ideas y las plasme tal cual, porque se enciende una luz roja que dice “eso es caro”; “no hay presupuesto” ¡Pucha! Es realmente frustrante y llegamos a un estreno con un producto diferente al que surgió en nuestra imaginación. Y no es que son detalles, no pues, el arte es susceptible a todo y si necesito un telón lila pues un negro no me servirá porque cada color nos dice algo. Si necesito un vestido corto no puede ser un largo porque el personaje es de determinada forma ¿entiendes? Pero también hay que reconocer que los artistas que enfrentamos la realidad porque queremos hacer, debemos convertirnos en todo: vendedores, organizadores, productores, publicistas, costureros, etc. También es cierto que ya es hora de modernizarnos y aprender a ser formales, conocer a nuestro público, nuestros derechos, conocer las leyes dadas para el sector. Se necesitan promotores, productores, vendedores. Un ejemplo fresquito es el caso de Carlos Alcántara, él es un buen creador pero al lado de un manager su trabajo crece, se vende y consigue un éxito pleno.

Como productora, directora y actriz, ¿cuál ha sido la obra teatral que más satisfacciones te ha dado?

Yo te diría, primero que productora soy directora y es, dentro del teatro, lo que más me complace hacer. Como actriz, “Quíntuples” que se hizo en el año 1990 con “Acero Inoxidable” bajo la batuta del José Enrique Mavila. La satisfacción llegó después de haber logrado hacer cosas en la danza que me parecían muy complicadas y actuar. José era un director muy exigente y sumamente creativo que me dejó gran enseñanza. El monólogo de Eugene O´Neill “Antes del desayuno” por el hecho de atreverme a estar en el escenario sola y además me exigió remover aspectos de mi vida, emociones. Como directora: “Penicilina” que fue un trabajo de clowns creado por mí y que fue muy exitoso; “El zoológico de cristal” de Tennessee Williams; “Pic Nic en campo de batalla” de Arrabal y “La Cisura de Silvio” de Víctor Falcón, dramaturgo peruano.  Como productora, todas las obras que hasta la fecha hice porque cada una implicó mucho esfuerzo, un eterno comenzar con elencos nuevos. Producir cada obra es una aventura en este país.

¿En algún momento tuviste ganas de abandonar el teatro?

Sí, el año pasado tuve un arranque y además lo hice público, jajaja. No es el teatro, no es lo que uno hace, son las personas, los ingratos, los arribistas, esos que esperan el trabajo del otro para infiltrarse y quedar como los santos patrones. Pero ya pasó, qué puedo hacer, soy gente de teatro, de aquí a la eternidad.

¿Crees que el primer crítico de nuestro trabajo artístico debe ser uno mismo?

Sí, siempre y en todo, pero en nuestro trabajo hay que tomar en cuenta al público, él es nuestro principal crítico, sea un público conocedor o no. Algunos racionalizan lo que ven,  otros se dejan llevar por la piel, por esto no podemos decir que hay público malo y público bueno, pero sí podemos hablar de un público entendido, acostumbrado a ver teatro lo que hace la diferencia por que en la frecuencia aprenden los códigos, el lenguaje, así se hace más fácil digerir una propuesta escénica. No se trata de dejarnos llevar por la emoción del público que puede ser sincera pero si queremos progresar como grupo, si queremos buscar la mejor forma de dar nuestros mensajes, si queremos estar a la vanguardia pues no podemos quedarnos con solo el público local, amigo, familiar. Tenemos que, -y yo siempre lo hago así- buscar otros espacios, otros públicos, críticos especializados que sin ser la última palabra, representan una opinión autorizada.

Soy bastante inconforme y es conveniente serlo. Siempre hay algo mejor, por eso después de un estreno volvemos a los ensayos hasta lograr una mediana satisfacción.

A esta altura de tu carrera teatral, ¿qué sientes que has logrado y que crees te falta por realizar?

Falta por lograr muchas cosas, lo que la vida me permita. Como madre es donde creo me falta lograr mucho más. Es aquí, donde soy la productora, directora, la creadora. Es complicado. Esta, mi hija, deberá ser mi mejor producción.

En el teatro creo que me falta arriesgar más, ser más atrevida. Pero sí estoy satisfecha de haber calado en los jóvenes que pasaron en algún     momento por mis manos pues se fueron, motivados y respetando el trabajo del artista y dándole al arte un lugar preferencial.

Liz Moreno¿Crees que el artista necesita estar siempre renovándose? ¿Por qué?

Pero claro, sino mira el teatro que Chiclayo tiene. Estancado en algún momento del tiempo que pasó hace mucho. Es una pena que estemos en una ciudad que no nos da posibilidades, oportunidades para llenar nuestro espíritu, ver más y modernas propuestas, hablo de espectáculos de danza clásica y contemporánea, de conciertos musicales, de buen teatro, ferias de libro bien producidas, visita de importantes compañías teatrales y no hablemos de las oportunidades para capacitarnos.

Hoy en día la exigencia para un actor se cuadriplicó pues un actor moderno debe cantar, bailar, tocar instrumentos, hacer acrobacia, etc. Cuando se pensaba que el teatro desaparecería, sucedió todo lo contrario. Lima está viviendo un boom del teatro. Se hace teatro por todos lados y algunos de sus municipios están haciendo actividades, además de financiarlas porque para eso se pensó en un presupuesto para la cultura, eso no sucede aquí.

Los artistas deben cambiar sus mentalidades. No se capacitan, no salen a buscar las novedades,   a entender cómo debe estar direccionada mi producción artística en este mundo que me exige nuevas cosas.

¿Actualmente tienes algún proyecto a puertas?

Sí. Con ESTACION estamos trabajando en el estreno próximo de una obra para niños ¡Por fin! La dirección está a cargo de Oscar Spinola. También, estoy en conversaciones con dos jóvenes actrices para iniciar un nuevo proyecto que estaría basado en la cuentería. Seguimos trabajando con “Del norte vengo…” más aun que cambia el elenco e ingresa una actriz trujillana. ¡Qué buenas actrices hay en Trujillo!. Con Cultura Urbana estamos puliendo los trabajos que fueron estrenados el 27 de marzo y haciendo un plan de presentaciones. En julio iniciaremos el montaje de un trabajo que dejamos a medio hacer el año pasado “Pasión y Muerte” Trilogía de la Tierra de Lorca. Esta es una propuesta escénica que toma los textos de Yerma, La Casa de Bernarda Alba y Bodas de Sangre y la dirección estará a cargo de Manuela Serrano, una encantadora española y yo. Creo que será una aventura rubriquista porque Lorca es maravilloso y porque esto que hacemos lo hacemos de buena fe, además, acompañadas de jóvenes que quieren aprender y descubrir cosas del mundo que les fueron negadas debido a sistema educativo castrante.

¿Cómo observas la situación actual de la cultura en Chiclayo y en Lambayeque en general?

La situación de la cultura en Chiclayo, que sí la hay porque no podemos decir que algo tiene o no cultura, todo es cultura. Pues la situación particular de la cultura en Chiclayo tiene una idiosincrasia que la distingue. El asunto está en que hay que fomentar los otros aspectos y caminos de otras culturas para alimentarnos, para saber que existen otras cosas, tener opciones, conocer el mundo y sus culturas y así entender la nuestra y mirarnos dónde y cómo estamos parados. Chiclayo es una ciudad donde el folclore tiene la prioridad, lo que no debiera significar que es una ciudad folclórica. El arte clásico, aquel que tiene métodos, técnicas, investigación, que se desarrolla en base a una estética, que es de sala y no de tierra, me refiero en esto último a que el folklore nace de la espontaneidad del pueblo, lo cual es maravilloso porque el folclore es una de las formas que nos ayudan también, a conservar nuestra identidad, a sentirnos orgullosos de lo que fuimos y somos, a sentirnos parte de algo, no exige técnicas y métodos sofisticados, es como es. Aunque hoy en día hay que reconocer que hasta el folclórico se está sofisticando porque hay una cada vez más fuerte influencia occidental en esta globalización que nos hace aparecer un poco despintados, porque ahora se piensa en vender. El otro lado de la cultura que tiene que ver con toda aquella influencia foránea sobre todo europea, nos engancha con el otro lado del mundo, con formas diferentes y más exigentes, de mayor análisis, bueno esto para ampliar nuestros horizontes intelectuales. Y aquí nos estancamos, porque no se entiende y no se acepta así. Se tiene miedo a lo nuevo. Ahora en pleno siglo XXI Chiclayo todavía le corre a lo desconocido, se encierra en sus murallas y no se permite el desarrollo real, de cara al mundo y sus miles de influencias que enriquecen nuestras mutuas culturas.

Debo reconocer que últimamente hay cierto tránsito de acciones que dan movimiento pero ¡cuánto nos falta! Conversaba hace unos pocos días con una amiga, de esas selectas, cantautora, poeta y me hacía ver que desde hace 4 años que viene a Chiclayo los 15 de abril y no vio hasta hace unos días ningún interés o iniciativa frente a una fecha que nos debiera recordarnos a tan ilustre poeta. … ¡qué verdad!… ¿qué pasó?  Se nos escapó como se nos escapan tantas cosas. Después, decía ella, queremos que los chicos lean, conozcan a la gente buena que también tiene este país, no solo a los melandros a los que ya nos estamos acostumbrados.

¿Como aprecias el desenvolvimiento de la actividad teatral en la región?

Pobre, falta de propuestas, escasa, casi nula, sin compromiso.

¿Como percibes la actividad de la sociedad lambayecana frente a la cultura?

Esta pregunta me complica. La sociedad lambayecana, específicamente la chiclayana es muy particular, también es predecible. Creo que es una sociedad poco exigente lo cual se debe a la falta de formación e información. Se les ha ensañado que la cultura no es importante, que el arte es cosa pasajera, relleno, que no es algo serio. Los mismos profesores tienen sueño cuando se les habla de arte, “debo dormir” dicho así literalmente por una profesora universitaria. También es una sociedad desorientada, que no encuentra su ruta, creo que son muchas rutas las que se quieren seguir. No se ha podido unificar la pluriculturalidad hacia un objetivo en común, pero para eso nuestros guías deben ser sensibles e inteligentes.

¿Crees que se están llevando a cabo gestiones o iniciativas por parte de las entidades públicas o privadas por mejorar la situación de la cultura en Chiclayo?

Si se hacen esos esfuerzos, son muy tímidos, pasajeros, solo para aplacar la conciencia y otros para alimentar su ego. Mientras no se tome la decisión y no se entienda que la cultura y la educación son las principales herramientas del progreso seguiremos diciendo lo mismo en estas entrevistas.

¿Tiene Chiclayo espacios públicos o privados donde el artista se sienta cómodo para poder desarrollar algún proyecto cultural? ¿Crees que cuenta con los medios para poder lograr sus objetivos?

No, no, no. Cómo podemos llamar ciudad a un lugar que, además de no tener un diseño urbanístico,  no tiene teatros, los auditorios no son teatros señores arquitectos e ingenieros; donde no hay salas especializadas para exposiciones pictóricas, fotográficas, etc.;  donde no hay salas para conferencias, presentaciones de libro, donde se cree que una feria se trata de colocar unas cuantas carpas de mal aspecto y sin novedades,  donde no hay escenarios en espacios abiertos para el público y que este pueda disfrutar de espectáculos gratuitos. No estoy diciendo que el artista trabaje gratis, por su puesto. Como bien veía en un reportaje hecho por unos amigos periodistas chiclayanos, el Parque Principal de Chiclayo se convierte en la alternativa…sí pues, ahí vegetan muchos y duermen las mentes.

Muchas veces los cargos relacionados con la cultura son ocupados por personas que desconocen o no tienen nada que ver con el tema. ¿Qué aptitudes y cualidades personales, académicas y profesionales crees tú, que debe tener la persona que se quiera dedicar a la gestión cultural en el ámbito de la esfera pública y privada?

Bueno, esta es una realidad que ha ido cambiando, aunque aún hay un largo camino por lizdelante. La política del amiguismo, del compadrazgo y el reconocer en alguien que no tiene mayor experiencia salvo una obrita, o cantar en alguna peña para los amigos, rascar su guitarra, lo convierte en un experto gestor y lo hace merecedor de un cargo por el cual deberá tomar decisiones y conducir los caminos del desarrollo cultural. Esto todavía existe. El que debe hacer gestión es el gestor, los artistas son los creadores, el profesor de matemáticas en sus matemáticas, el deportista en su deporte. Sí podemos reconocer a esos artistas que a través de su trayectoria y la necesidad de ser su propio gestor, aprendieron de promoción, marketing y gestión cultural. Pero hay que aprenderlo no improvisarlo. Hay que vivirlo y sentirlo. ¿Quienes deberían ser estas personas? pues gente sensible, cercanos a alguna actividad artística, líderes con iniciativa y valentía, personas que entendieron que la cultura es el motor de las sociedades, que el mundo está buscando otras oportunidades, que el humanismo pareciera que vuelve a tomar su lugar de preferencia como lo fue en algún momento de la historia, que el arte debe ser financiado porque es una necesidad del pueblo, la ocasión maravillosa de encontrarse, de manifestarse y de divertir, creciendo, al espíritu.

¿Cómo vislumbras el panorama cultural de Chiclayo y el teatro en el mediano y largo plazo?

El panorama lo veo lleno de polvo, porque además hay mucho polvo en las calles, pareciera que vivimos en uno de esos primeros pueblos del oeste norteamericano y si vemos la educación de las personas en las calles, pues me siento en pleno “Tucson, Arizona, el pueblo que se negó a morir” jajaja, recuerdo esa vieja serie. No podría responderte el resto de tu pregunta porque si no puedo vislumbrar el presente pues no puedo tener mayor idea del futuro. Por el momento, han enviado a las Direcciones Regionales de Cultura un Túpac que nos cobrara hasta el aire que respiremos en cada sede. Puedo hablar de lo que ESTACION y Cultura Urbana hacemos, eso es lo próximo, eso es lo medible… mientras sigamos solos.

¿Qué necesitaría Chiclayo para convertirse en un referente de progreso cultural en el país? ¿Crees que para que esto suceda los artistas también necesitan tener un compromiso mayor con su trabajo creativo y con la sociedad lambayecana?

Hablar de referente creo que es mucho pedir por ahora, estamos en pañales y además, de tela. Necesitamos votar mejor por nuestras autoridades, nos falta cultura cívica.Faltan políticas culturales, falta darle la ruta original a los presupuestos que ya fueron destinados a cultura. ¿Qué fue de la consulta popular que se incentivó pidiendo algunas respuestas respecto de este presupuesto?

Falta que se involucren en esto el sector público, privado, las instituciones educativas, que los profesores se pongan las pilas y aprendan pues lo que no saben. También, hay que trabajar con los jóvenes, en las universidades. Hay muchas universidades en esta ciudad, yo pregunto ¿Cuál es la finalidad?

Por su puesto que los artistas deben ser los primeros en asumir su compromiso, pero siento que ese compromiso se perdió en el correr del tiempo. Creo que no hemos procesado el saber para qué tenemos este don. No están cumpliendo su parte, tampoco se trata de esperar que alguien nos dé. Ya dejó de ser justificación del no hacer el que no nos den. Hay que ganarse el lugar: ser, hacer y tal vez, esperar, pero sin detenerse.

¿Qué se podría hacer para activar el Teatro Dos de Mayo?

Primero, hay que restaurarlo y modernizarlo. Hay que hacer proyectos para lograr que ese dinero que espera por iniciativas y que muchas veces se devuelve a las fuentes, pueda ayudarnos a rescatar el teatro y por qué no, construir otros espacios para la actividad cultural y artística. No sé en qué estado esta la gestión, no sé si hay gestión alguna.  Las cosas no están claras al respecto.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes que quieren dedicarse al teatro y a los que están iniciando su experiencia en las tablas?

Si en verdad quieren hacer teatro -algo que no creo descubran tan jóvenes, porque es una decisión difícil por las condiciones con las que nuestra realidad nos enfrenta- sigan su impulso, su sueño, prueben. No hay peor cosa que la de no arriesgar. Pero, estudien, es necesario y busquen lo mejor, si no hay aquí pues está Lima y de acuerdo a sus posibilidades, otros países, cercanos o lejanos. Creo que cuando uno va a estudiar una especialidad debe buscar el mejor lugar, ese que te conecte con la carrera y con las posibilidades futuras. No se puede hacer una carrera pensando en un cartón o en el dinero que se ganará, menos con una carrera artística. El teatro, por ejemplo, no es una carrera con la que se ganará gran dinero, pero sí es una carrera que te hará vivir y conocer al ser humano y entender mejor al mundo, viajándolo, imaginándolo, analizándolo.

¿Desearías agregar algo más?

Darte las gracias por esta entrevista, por la iniciativa de crear espacios para comunicarnos. Es importante. Creo que hay que bombardear de información a la población y en esto deben estar comprometidos los medios de comunicación.

SOBRE LIZ MORENO

Se inició en el  Club de Teatro de Lima. Después de 2 años pasó al importante grupo “Teatro del Sol”. Posteriormente fue invitada a integrar “Acero Inoxidable”, un grupo que sonó mucho en Lima en la época de fines de los 80 e inicios de los 90, dirigido por José Enrique Mavila. Con ellos hizo clowns, teatro y danza. En 1998 ingresó a la UNPRG donde formó Cultura Urbana. En 1999 ingresó a la USAT y formó el Taller de Teatro, hasta el año 2012.  Durante un año y medio también trabajó con el Taller de Teatro de la USS hasta que decidió retirarse. En el año 1998 formó ESTACIÓN Producciones y grupo de teatro, grupo independiente con el que ha montado varias obras teatrales y realizados festivales de teatro. Ahora ESTACIÓN es Punto de Cultura reconocido por el Ministerio de Cultura, Lima.